martes, 15 de febrero de 2011

DE QUÉ HABLO CUANDO HABLO DE CORRER 1ª PARTE

                           Juanda y Víctor                         Andrés                                         Pedro
                                          
                                               Rico                                                                       Raúl


                                       Crevillent                            Jaime                                                 El preso nº 9
                                  Héctor, Silvia, José Antonio, Espíritu    

En mi interior siempre he anidado el deseo de permanecer completamente solo. Por eso, el simple hecho de correr una hora todos los días, asegurándome con ello un tiempo de silencio sólo para mí, se convirtió en un hábito decisivo para mi salud mental. Al menos cuando corría no tenía que hablar con nadie ni que escuchar a nadie. Bastaba con contemplar el paisaje que me rodeaba y mirar hacia  mi interior.Eran momentos preciosos e insustituibles. (HARUKI MURAKAMI).
   Suscribo totalmente las palabras de Haruki; cuando entrenaba este verano pasado después de dejar el gimnasio y mi único objetivo era hacer kilómetros, esa sensación es lo más parecido a la libertad que he podido experimentar en mi vida.
  Pero qué sería del correr sin las carreras del domingo, sin los nervios al ponerte el dorsal, sin la vaselina y el reflex, sin los dolores y sobre todo con los amigos que uno nunca habría hecho de no dedicarnos a esto del correr; sin las explicaciones de por qué lo hemos hecho mal, por qué ha variado mi tiempo si la anterior carrera fui más lento, por qué nos alegramos cuando un amigo baja su marca y algún conocido acaba su primera media; por qué esperamos que eriq cuelgue la carrera a ver si por fin entramos en la pirámide o cambiamos de grupo en la misma; el ver como cuando te cruzas con los compañeros de aventuras, la gente te conoce y saluda, e incluso te sonríen y animan. Esto del correr no tiene solución, es una droga que se te mete dentro y no tiene cura, no quieres curarte, quieres seguir enganchado, quizás te gustan otras, no solo el asfalto, no solo medias, también maratones y ultras, montañas y millas, trotadas y quedadas, pero siempre con amigo y locos como tú y como yo, quizás tengas que dar demasiadas explicaciones para conseguir que los demás entiendan que si llegas el tres mil  en santa pola es un triunfo, pero si llegas el diez o el ocho mil, también has ganado. Si haces fotos a un podium en el que nunca vas a estar, lo haces con el orgullo de saber que tú también has corrido, si puedes y lo conoces, saludas al ganador y te haces una foto con él y si  no, pues saludas al tercer veterano B, o al C, o al D o el E, que seguramente serán tus amigos y tu inspiración.
   De eso hablo cuando hablo de correr, y ahora no es precisamente mi mejor momento, de como en dos años he pasado de ser un forofo del sillon a pertenecer al grupo 3 de la pirámide y ser amigo de las dos  páginas más visitadas después de las carreras, MARATONIANOS Y CORREBIRRAS. Quien en otro deporte pude decir lo mismo?

10 comentarios:

ramonet dijo...

Que pedazo de entrada! HAs puesto palabras a muchas de mis sensaciones cuando corro.
Eres grande campeón

NAIKER dijo...

EL SABER QUE HAI MAS LOCOS COMO YO , ME DEJA TRANQUILO, PORQUE MUCHA GENTE PIENSA QUE ESTOY ENFERMO, Y ME PASA COMO A TI, NO CAMBIO POR NADA EN EL MUNDO EL SALIR A CORRER SOLO PENSANDO EN MIS COSAS, OLVIDANDOME DEL TRABAJO, OBLIGACIONES... Y TAMPOCO CAMBIO POR NADA EN EL MUNDO EL CORRER LOS FINES DE SEMANA CON UN DORSAL Y LUEGO PODER COMENTAR LA CARRERA, SENSACIONES Y OBJETIVOS CON PIRAOS COMO TU.

paco dijo...

Perfectamente explicado, y como dijiste el otro dia el ponernos un dorsal los domingos, nos transforma. Nos vemos en Torrevieja no?. Adiollll

Trapatroles dijo...

Buena entrada Fausto. Nos vemos en la ruta del castillos del Alto Vinalopó.

Pedro Serna López Running dijo...

Me has emocionado mariconazo.. no lo vuelvas a hacer...jejeje, es broma, estupenda entrada reflexiva, tienes razón en todo, todo todo. Me quedo sin palabras, espero no curarme de esta enfermedad nunca, como tú. Un saludo.

VITORRO dijo...

Verdaderamente engancha,haces buenas amistades, y como no esperas que la semana pase rápidamente para que llegue el domingo y puedas disfrutar como tu lo haces , de los amigos y la pruebas¡¡¡
Un salu2

jaime serrano dijo...

gran entrada y grandes sentimientos que comparto contigo a tope, a seguir dando caña!

KIKO dijo...

Joder FAUSTO ya te vale siempre hablando de lo mismo...¿no te cansas...?jajajaj.....un abrazo fuerte bonita entrada.

Espíritu González es J. R. dijo...

¿De qué hablas cuando hablas de correr? Pues para mi hablas de MUCHO...fELICIDADES FAUSTO y GRACIAS POR TU ENTRADA

Raul Guevara dijo...

Esos pensamientos los tenemos todos en alguna medida mayor o menos, así que todos nos identificamos contigo, aparte de ser esto la gran familia de un mundo diferente.Un abrazo y a cuidarse campeón.