miércoles, 1 de febrero de 2017

IV MARATÓN DE MURCIA, BARRIENDO LA CIUDAD


Cuarta edición de la Maratón de Murcia y tercera que vez que hago de globo/práctico/liebre o escoba, la próxima tocará correr, si hay una próxima.
Es difícil contar la carrera cuando eres el cierre, pero intentaré contar lo que vi, viví y sentí, como si fuese un corredor mas de los que allí estaban.
La salida se retrasa, empiezan los nervios de unos y mientras, otros aprovechan para ponerse al día de sus vidas, la diferencia entre corredor y runner es palpable, el corredor espera, el runner se impacienta, yo a lo mio, saludando y dando explicaciones con mi bandera de 5 horas, por lo que opto por quitarla y Santiago me pone el folio con la palabra escoba pegado. No solo salgo el último como es mi trabajo, además me entretengo en ir saludando a los amigos que jalonan la Gran Vía,algunos como espectadores y otros esperando la salida de la suya. Antes salen los patinadores a hacer media maratón, pero poco puedo hablar de su prueba.
Cuando uno lleva cierto tiempo en esto, conoce a la gente y ya desde el principio visualizo a los que serán mis compañeros de carrera, pero no esperaba que tan pronto tuviese que andar, Santiago Hitos sufre un pinchazo en el gemelo y ya desde el principio coge una marcha rápida, pero sin correr. Y me traslado a mis retos solidarios, con el Sombrilla andando y yo corriendo para no perder el ritmo, pero no esperaba que fuese tan pronto. Por suerte el recorrido te hace coincidir con otros corredores e ir saludando y animando su paso, además de poder parar a saludar a los amigos que están viendo la prueba, hablar con la gente de los avituallamientos y compartir charla con la Policía Local y los ciclistas y patinadores que llevaban la vaselina y los antiinflamatorios. No me aburro, con Santiago y Paco vamos hablando de carreras, pero la cosa se empieza a complicar,correr a ritmo de ocho minutos el km,no es fácil ni para mi. Por suerte, la segunda vuelta estamos mas cerca del grupo de los supermaratonianos y con ellos siempre hay un saludo, una palabra, un gesto (Napolitano, Milk, Caballer,Donna Richards, Rafa) además de mis amigos Nacho, Dolera y Moisés.
Avituallamientos bastante completos y como iba despacio,pude beber y tomar lo que quise, excepto en el de los Simplemente Runners , si tomo una cerveza, no sigo, a pesar de estar mi mujer,mi hija y mis amigos y compañeros de grupo en él.
En ese tramo de Juan Carlos I,los quince primeros clasificados nos adelantan, por lo que podemos animar y saludar a los primeros desde un sitio de privilegio.
Pasamos la mitad de la prueba en 02:45mas o menos, esto va para largo.
Lo mejor, vas descontando, ya no sumas, vas restando recorrido y al ser dos vueltas iguales,sabes lo que viene, las largas rectas que tanto agradece el corredor y odias cuando no vas bien.
A partir del kilómetro 32 todo cambia, hemos pasado la subida al puente de Ronda Sur y nos dirigimos al centro de la ciudad, llevamos cuatro motos de policía y un coche detrás, sin pegas hasta que al llegar al rio,nos desvían unos metros del recorrido, han cortado por donde se iba y nos toca variar, Paco no, Paco sigue por donde tenía que ir y tiene unas palabras con el PL , pero este se rie y pasa,se olvida de los 30 euros hora que va a ganar hoy. Por suerte, los que van con nosotros, tienen otro talante y vamos hablando y riendo, cortando las calles cuando corresponde y trabajando como grandes profesionales.


Bajamos Gran Vía y de ahí hacia  Plaza circular, donde Paco García me pone una silla para sentarme y Juan Carlos I, donde nos encontramos otra vez con el grupo de antes que van camino  del km 39. Decido andar y cuando cogen unos metros, correr, llevo mas de cinco horas con un trote que hace que los cuádriceps empiecen a arder y correr mas rápido, si puedo. 40, 41, la Gran Vía y los que marchan a casa nos despiden, huele a meta,los PLs se paran en el giro hacia la catedral y al hacerlo, se ve la imponente Catedral de Murcia,y la alfombra verde en el suelo. Es el momento de Santiago y Paco, me piden que entre con ellos, pero no, es su carrera, yo soy el cierre y no es mi momento, así que 05;47:00 después, entro en meta, mi primer maratón de asfalto con 50 años, mi maratón de asfalto número 18 terminado de 20 en los que estuve en la salida.
 El 26 de junio me lesioné, volviendo a correr a finales de diciembre por primera vez, hoy una nueva medalla cuelga en mi cuello. Gracias a todos.
Felicitar a todos los debutantes que lo han conseguido y a los que no, el solo hecho de intentarlo demuestra de que pasta estáis hechos



Tenía aquí preparado un montón de quejas, pero paso, solo siento impotencia de ver que seguimos siendo unos guarros, que damos pie a que nos denieguen correr por nuestro comportamiento, en una carrera urbana, hay las suficientes papeleras para no llenar la calzada con nuestros residuos, pero esa batalla, está perdida.












6 comentarios:

paco dijo...

Bueno pues no hay tanta sangre jeje. Un saludico y otra mas.

anafarma dijo...

Te aseguro q no comprendo la suciedad...somos tan cerdicolos que en maraton de madrid tienen q contratar servicio especial y van limpiando casi en el momento..en sevilla era imposible dar una zancada entre las esponjas.bonita crónica ;)

ALBERTO dijo...

Fausto, una más a la cuenta, y esta de una forma muy especial y entre gente muy especial. Tú no sé, qero yo si me senté en la silla de Paco jajajaja.
Te doy toda la razón en lo de lo cerdico que somos,(están las fotos de muestra.
Im posible no hay nada, pero esto de echar yn envoltorio, botellín o esponja en la papelera parece muy dificil para algun@s.
Un saludo y a por la próxima.

ramonet dijo...

Gran y difícil labor la tuya. Y lo de los cerdos, no sé, en ciudad, y con servicio de limpieza post, no lo veo tan grave como en el monte. Enhorabuena por el resto crack!!

Pilar dijo...

En nuestro avituallamiento movimos los dos contenedores varias veces estudiando las zonas donde mas botellas caían para situarlos mejor y no hubo forma de que las echaran dentro ����

SANTIAGO HITOS OLIVERA dijo...

Amigo Fausto no te puedes imaginar a pesar de los pesares, lo bien que nos lo pasamos a nuestro aire, sin parar de hablar, riendonos, y saludando a to quisqui, no se puede pedir mas, lo de las lesiones, falta de entrenamiento, kilikos de mas, etc, paso a segundo plano, el objetivo era llegar a la meta y eso si que lo conseguimos, la proxima vez, nos ponemos como Gebreselasi y rompemos la carrera de la marca que vamos hacer, fuera broma la verdad que pase una mañana fantastica y maravillosa en compañia tuya y mi amigo Paco y eso fue asi a pesar de que fuimos los ultimos, eso que conste en acta, un fuerte abrazo amigo.