lunes, 13 de enero de 2014

GR10-XTREM, 93 KMS DE SUFRIMIENTO Y ORGULLO

La única espina deportiva que tenía, me la he quitado, por fin soy finisher de una Ultra de montaña, de la de tres puntos UTMB (aunque este año solo dan dos).
No valen excusas, ni historias, este deporte solo tiene un secreto, entrenar, y yo no lo estoy haciendo para este tipo de pruebas; no es de recibo ir a una Ultra con 100 kilos de peso, pero ya me he acostumbrado a ello y me toca sufrir mas de la cuenta.
LA PREVIA: Desde  hace tiempo decidí que mientras pudiera, dormiría en el pabellón si lo había, aunque había una buena oferta hotelera. Me fui con los machakas desde elche y nos dio tiempo a recoger el dorsal y cenar una opípara "cena de la pasta", impresionante por ocho euros, un diez para la organización, todo no será tan positivo después. Saludo a muchos amigos y conocidos, Jesús, Miguel, Alberto, Jose, Javi...seguir poniendo nombres, siempre somos los mismos. Pero no me podía conformar con la cena, a las 22,10 se abrían inscripciones para la CSp118 y el quinto inscrito, fui yo, tengo que dejar la tarjeta en casa. Hinché la colchoneta, saco y a dormir hasta las 4,30. Desayuno poco, gran error, solo un brick de soja y unas galletas. Por la mañana sigo saludando gente, Ester y el resto de murcianos, los supernanis, Rubén, Pepe, Lario, briguet, creo que me quedaron tres personas por saludar (y van dos años Dolo). Dejo una bolsa con ropa en el coche de apoyo, pero soy precavido y llevo en la mochila otra ropa por si acaso, como conozco el tema. Mi idea inicial era acabarla y prou, pero al coincidir con el grupo de elche decidimos ir juntos, y eso que no quería volver a cometer el mismo error de siempre. Decido ponerme las mallas piratas, medias compresoras y los calcetines lurbel de trail junto con las cascadia, la camiseta y para evitar el frio, cojo la de buff del Reto de manga larga y la térmica de finisher de penyagolosa. Ya estaba preparado para la aventura, conocía los primeros 75 del año pasado, pero no me esperaba fallar en lo conocido.

PUZOL-SEGART: Salimos tranquilos los seis desde la parte de atrás, el asfalto inicial hace que no vaya cómodo con la carga de la mochila y las cascadia, pero por suerte, enseguida pisamos tierra, sería ya lo habitual en la prueba. Un pequeño tapón debido a pasar el grupo, a fila de a uno, empezamos a subir y por suerte este año no sufrimos el tapón del año pasado en las peñas de guaita (aunque equivoqué el nombre en facebook), damos una vuelta y podemos trotar mas rato, creo que viene bien para entrar en calor, pero también es cierto que las vistas desde allí eran estupendas, pero aquí no se viene de turismo y es mejor venir sin prisas en otra ocasión. va amaneciendo y tras una bajada, llegamos a Segart, donde los vecinos empiezan a aparecer por sus calles mirándonos con cara de "vaya colgaos". Bebo agua y me lavo las manos que me había pringado de gel y relleno la botella, menos mal. Es el tramo más cómodo y los primeros 16 kms, junto con 720 positivos y 500 negativos han quedado atrás, y parecía que no era nada.
SEGART-SERRA: Tras una bajada por la carretera, llega el que en principio es el tramo más corto, solo 8 kilómetros y 480 metros de desnivel, pero lo tiene casi todo en el canal de garbí, una impresionante muralla de piedras y cadenas para subir y donde me doy cuanta lo gordo que estoy al pasar por el agujero entre las rocas. El año pasado subí de maravilla, este año me empezaron las rampas en los gemelos, no me lo podía creer, unos días antes subí la cuerda en elche de maravilla, por suerte se han quedado atrás la mayoría del grupo y puedo respirar esperando, pero me cuesta mucho subir. Al llegar arriba nos reagrupamos y empezamos la bajada hasta Serra, pero noto que me cuesta aguantar el ritmo y poco a poco se me van, aunque los sigo viendo en la distancia. Y al llegar a Serra, el punto desagradable del día y que pudo acabar con mi carrera, primero la falta de alimento en el avituallamiento y segundo la falta de agua, me dicen que a un km hay una fuente, pues poner el avituallamiento en la fuente, peor tenemos el mismo derecho a comer que los primeros, no les digo nada, para qué. Llevo 24 kms, 1200 positivos y 860 negativos, lo mismo que en muchas medias maratones de la liga de desnivel.

SERRA-GATOVA:  En la fuente volvemos a coincidir el grupo, empezamos a subir y hago una foto, ya no sabría nada de ellos hasta la meta. Corro cuando puedo, pero ya empiezo a andar mas de la cuenta, coincido con varios corredores como Valverde y un veterano, nos vamos pasando continuamente, yo en las bajadas iba bien y recortaba, pero la cabeza empieza  con un run run de nuevo, los gemelos piden auxilio y se me pasa por la cabeza abandonar, no se el márgen con el fuera de control, no lo sabía hasta entonces, pero era poco  el que llevaba. Veo un cartel que dice Font del Poll a kilómetro y medio, corro hasta el sitio y me siento. Lleno la botella de agua y saco un plátano de la mochila, por suerte no me fio de las carreras de "autosuficiencia" e iba preparado. No se el tiempo que pasa, pero parece que me recupero un poco y me doy un respiro, corro lo corrible y ando a buen ritmo y con mucho cuidado no vaya a perderme, aquí no hay cintas, solo las marcas del GR. paso la zona donde me caí el año pasado y aprovecho para sacar unas fotos. por fin llego a Gatova y si no hay comida, lo dejo. Al llegar había macarrones, sin tomate y sin atún, los últimos no nos merecemos esos manjares, he dicho que era autosuficiencia?, para los últimos sí. Me tomo una cerveza y un vaso de coca cola, preparo un vitargo y departo un rato con Juan Pedro de Cartagena, a él no le sorprende la comida y ya había dado cuenta de un bocata en la misma fuente, la veteranía es un grado. Me dice que coma, que nosotros tenemos el cuerpo grande para comer barritas, que razón tiene. Estando a punto de salir llega el escoba, me asusto, pero dicen que va con adelanto, por si acaso pregunto el próximo punto de control y me dicen que a las seis y media. Llevo 43 kms, 2210 positivos y 1630 negativos.
GATOVA-MONTMAYOR:  Este tramo si lo recordaba, había una dura subida al principio, pero había buena pista y zonas para correr. Al llegar al cruce para subir a la senda, un grupo seguía para adelante, les aviso y ya seriamos prácticamente compañeros el resto de la prueba. Cuando llevo un rato, se van, pero esta vez no estaba dispuesto a dejar escapar el grupo, no llevaba GPS, el móvil se estaba quedando sin batería, y por detrás no venía nadie hasta las posiciones del escoba y su grupo. Voy a distancia y escuchando música, el terreno es muy favorable y se puede trotar en varios tramos, aunque los pies empiezan a hacer de las suyas, pero esperaré a Montmayor y sentarme para echarme crema. Llegamos de día y este avituallamiento me da la vida, es el mas completo con diferencia y hay hasta tortilla, nunca me supo tan bien. Nos miran el material y aprovecho para colocarme el frontal y ponerme el cortavientos, voy mucho tiempo andando y aunque no hace frio, tampoco me sobra. Llevo 62 kms, 2890 positivos y 2050 negativos.
MONTMAYOR-SACAÑET: No es un tramo duro, pero se me hace eterno, lo mejor es que se nos une otro corredor que tira de nosotros, empieza la noche y la desolación del paisaje quemado hace el resto. aquí hay varios puntos en los que nos cuesta ver las marcas y tenemos varios sustos, nada grave, pero sacañet no llega. Llevo, igual que Miguel, los pies destrozados y tengo ganas de sentarme, en Montmayor no había sillas. Llego a Sacañet y me entran ganas de llorar, menos mal que es de noche, este año se que voy a pasar de ahí, solo el dolor de pies me frena en mi euforia. Al llegar decidimos parar poco, hemos tenido un grupo de chavales del club de atletismo de uno del grupo, animando y nos ha levantado el ánimo, pero la tentación del calor y las comodidades nos hacen ser cautos. Me embadurno de crema y me cambio la parte de arriba de la ropa. pregunto por el horario de corte y me dicen que a las ocho y media, no pude ser, son las ocho y treinta y cinco. Llevo 75 kms, 3300 positivos y 2340 negativos.
SACAÑET-CANALES:   Esta subida de cuatro kilómetros es la que me echó el año pasado para atrás, no tenía fuerzas para subir, fueron problemas con la comida superados este día, lo que me echaron de la misma, eso y el frio,dos cosas olvidadas. La subida es muy tendida, y aunque sufro, se que en una hora estaré arriba, echo cuantas y se que voy a llegar, faltan unos diecisiete kms a meta y cuatro horas. Se me van en la subida y me toca trotar un poco para que no se me vayan. Pero todo llega y viene una bajada hasta el pueblo que hace que todos corramos, me paro a miccionar y se me van, por ese motivo no me aprieto los cordones, no quiero perder el tren. Llegamos a canales en hora y cuarto, la cosa ha mejorado, son las diez de la noche y quedan solo diez u once kms para la meta. Llevo 81 kms, 3300 positivos y 2340 negativos. Puede ser un relato mas suave, pero es que desde Gatova estoy sufriendo menos, solo los pies me martirizan y me hacen ser precavido, depende del terreno sufro mas o menos.
CANALES-ANDILLA: Salimos del pueblo subiendo y sufriendo, pero pronto llega la bajada hasta Andilla que hacemos a una velocidad que parece mentira lo que hemos sufrido, hasta los dos cojos vamos rápido, incluso adelantamos a compañeros que van en reserva, aunque mas que adelantar, nos unimos. Un poco de lio con el rio y la entrada a la Pobleta y aunque parece que no llega, recorres el pueblo, le das la vuelta, vuelves por el otro lado, subes una cuesta del cachondeo, y no es Ronda...Y por fin ves la meta a lo lejos, no la ves, la intuyes, nos juntamos los cinco y después de abrazarnos y felicitarnos, nos vamos corriendo a por el ansiado parche, una vez mas están los chavales de ribarroja y entran en meta con su compañero, allí están las mujeres  y les dejo con sus familias, me ponen la medalla y me dan el parche, el que me ha costado 168 kms conseguir. Llevo 93/91 kms, 3800 positivos y 3000 negativos. Entro en el salón y ahí están los de Elche, han llegado media hora antes que yo, nos abrazamos y nos felicitamos y el hijo mayor de Pedro me dice "has llegado, no lo has dejado", efectivamente, he llegado, por poco, pero he llegado.
GRACIAS : A todos los que esparabais noticias mías y no llegaban, a todos los que veiais las fotos de los machakas y yo no estaba, a los que en la comida del club preguntaban a mi mujer por mí, a todos los que habéis perdido un minuto de vuestro tiempo para acordaros de mí. A Ginés, José Ramón,Vicente, "Javi", "Alejandro", su mujer y novia e hijos, a Juan pedro, Pascual, Miguel,  Miguel Ángel y Javi.   
Una mas a la saca, una medalla mas a la colección y ya tengo parche para mi chaqueta GR10-2013.

5 comentarios:

miguelflor dijo...

Que bien sabe ahora a tiro hecho ser finisher del GR10-Xtrem pero cuanto cuesta conseguirlo cuando no se llega al 100% de entrenos como es nuestro caso, y si encima los pies se unen a la fiesta ya ni te digo.

Yo no tuve problemas con los avituallamientos, a pesar de ir siempre sobre el puesto 195 aproximadamente, pero reconozco que no tiene que ser nada bueno llegar al avituallamiento tan ansiado y encontrarlo desolado.

Enhorabuena por tu tesón y por finalizar lo que queda pendiente D. Fausto, pesas 100 kgs, pero es que eres muy grande!!!

ALBERTO dijo...

Enhorabuena Fausto!
Una más y de las buenas, no es fácil el ponerse en línea de salida.
Un saludo

paco dijo...

Aun leyendolas se me hacen largas estas pruebas, no se si algun dia me atrevere pero por si acaso no te vayas mu lejos. Un saludico y felicidades.

ramonet dijo...

Venga Fausto, que al final tienes la chapa, que nos quiten lo bailado. Otra cosa que te podría venir bien sería perder algún kilillo, más que nada para disfrutar de las carreras a nivel físico y mental. Saludos

José Antonio Llebrés Fernández dijo...

Si no la conocías, te va a gustar:
http://www.atletasdelsol.com/