martes, 8 de abril de 2014

III CARRERA CALLOSA EXTREM, EXTREMA DUREZA






El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, el hombre y yo.
Cuando en marzo del 2012 hice esta carrera, dije que no volvería a correr allí, dos años después he vuelto y se que volveré siempre que pueda, no solo en carrera, también a entrenar, si quiero seguir en la montaña, bueno, en las carreras de montaña, Callosa y Redován serán mi campamento base.
A solo ocho días de la Perimetral, no las tenía todas conmigo, no me fiaba de mi rendimiento; estoy con menos peso, pero sigue siendo alto, lo único que no tengo son molestias físicas, creo que el haber dejado el asfalto me está favoreciendo, eso y el bajar días de entreno, o eso dice mi entrenador.
Mil seiscientos positivos en dieciséis kilómetros, los otros seis son de asfalto, no se puede ir por otro sitio a la sierra, o eso, o empezamos subiendo desde el inicio. No se como es posible que en tan pocos metros haya tanta dureza, ni se como es posible que en tan poco espacio haya tanta piedra, bueno, existe una teoría que dice "Y AL SÉPTIMO DÍA DIOS DESCANSÓ, Y BELCEBÚ CREÓ LA SIERRA DE CALLOSA".
Somos algo mas de cien, unos ciento treinta al final, con la publicidad que le hemos dado, parece que ha habido un repunte, pero el que no la haga, se la pierde, aunque no todo el mundo está preparado para esta prueba, es una sierra para tomárselo con calma o ser muy montañero, yo no lo soy y sufro.
Salimos por asfalto en dirección a Cox, esto sirve para ver como me sacan un kilómetro en kilómetro  y medio, no tengo prisa, se lo que me espera. Primera parada y manos a las rodillas, subimos al Castillo de Cox, escalones incluidos, todavía puedo hablar y voy haciendo bromas. Al darle la vuelta y empezar a correr, está Ginés, la locomotora de Valverde indicándonos la parte técnica, me voy en la bajada de todos los que llevaba detrás, solo volvería a ver a una persona de las que se quedaron. Tras la bajada buena, de las que me gustan, nos lanzamos al pueblo y tras pasar por alguna de sus calles, iniciamos una subida a una pared, menos mal que solo son cien de desnivel, pero entramos en calor enseguida. Un poco de camino y senda y nos dirigimos hacia el pueblo de nuevo, hay que ir en dirección al primer avituallamiento y la cuesta de asfalto nos indica que esto es serio, nos ponemos a andar, pero los fotógrafos hacen que me anime y corra un poco; allí está uno de los puntos fuertes de la carrera, los amigos y mi mujer, animando a todos y haciendo más fácil lo difícil, eso junto a los voluntarios y los fotógrafos ,muchos de ellos (machakas) con la Perimetral en la piernas todavía, hizo que corriese en casa.




Empiezo la primera subida al Refugio con tranquilidad, aunque enseguida las cuerdas puestas allí  te dicen que esto es serio, son para la bajada, pero se agradece verlas allí, uno no sabe las fuerzas como van a estar. Llego a la parte mas dura y me encuentro bien, pero no quiero forzar, esto es muy largo, pronto escucho voces, son Isidro primero, Jesús Ordoñez estaba mas abajo, y los zumba@s en la parte de arriba, se han pegado un madrugón para ir a vernos y hay que poner buena cara, primero Córcoles y después JJ, Rai y sus voces, creo que se oía desde Murcia y el keniata, recién llegado de las fortalezas, que suerte tener estos amigos. Llego al Refugio y un poco mas adelante se da la vuelta y llego al avituallamiento, y allí está Juancar, compañero de aventuras hasta el Bernia en Benissa y que está también de voluntario, un lujo. Hay un primer tramo en el que se pude correr (yo, el resto seguro que corrió mas) y aprovecho, también por las fotos, hay que quedar bien. Bajo bien y con pocos sustos hasta la senda que nos lleva  a la ermita de San Roque, voy con un corredor local y con Clara, y cuando llegamos a la ermita están L@s zumbad@s (Natalia, Fausti y Ana) y el resto (Marchena, José Ramón, Guille y su mujer) , también Jesús y Rebeca que llegan en ese momento, también después de Las Fortalezas. Pido reflex y no tienen, he tenido varios intentos de rampa en los gemelos, espero que los dos o tres kms de llano que hay me hagan mejorar. Dentro de Callosa voy a buen ritmo, pero cuando salgo me vengo un poco abajo y me cuesta, hace mucho calor y se me hace largo, tampoco quiero apretar, tengo miedo a la subida y sobre todo a la bajada final. Por fin cogemos en dirección al área recreativa por la senda y sus subebajas, normalmente los corro cuando he ido a entrenar, hoy ando y corro a ratos. Ültimo avituallamiento, plátano, barrita preparada de las mías y agua por la cabeza, me fastidia porque es de garrafa, pero bueno, hace calor. En el primer tramo duro me adelanta esther, sigo con miedo, estamos seis o siete corredores en la cantera y todos vamos mas o menos igual , al final solo esther y yo del grupo llegamos arriba, el resto se queda y no se que fue de ellos, supongo que todos llegarían, pero no los vi entrar.



Me acuerdo de la Barbudo Trail y tiro para arriba, no tiene sentido refunfuñar y quejarse, subo, miro, subo, miro; voluntarios, piedras, el fondo el mar, piedras, miro, voluntarios, fotos, senderistas, ni rastro de Belcebú, veo a esther que se aleja, tranquilo, a lo tuyo, no te canses, no hay prisa, estás en tiempo, recuerda Benissa, miedo, sangre de las pocas plantas que hay y que me arañan la piel; lagartijas con cantimplora, es lo único que se ve, lagartijas y restos de las heces de Belcebú y su familia, peor no está, el muy cabrón se ha escondido cuando he pasado, ya había hecho su criba zumbad@ y se estaba regocijando, ya arreglaremos cuentas.
Segunda parte de la subida, mas del cincuenta por ciento de desnivel, no tengo prisa, escucho voces, debo estar mal, pero no, es joserra que está allí para animarme, hace dos años sufrimos juntos este tramo y aunque vencimos, nos marcó. Fotos de rigor, agua de los voluntarios y seguimos subiendo. Hay un tramo de descanso (risa irónica) y se que voy a llegar, estoy a casi quinientos metros de desnivel, adelanto al último corredor que veo, antes he dejado a varios tumbados, descansando y preparando el asalto final, es muy duro me dicen, yo lo sabía y estoy aquí, maldita amistad.
Última parte y veo el vértice geodésico, pero es blanco, ha perdido el color republicano que yo conocía, voy al refugio y último avituallamiento, juancar me echa agua por la nuca y comienza la bajada, lo que en cualquier carrera sería decir, no queda nada, aquí es lo peor de la prueba.
Rampas en los gemelos y cada vez que apretaba para abajo, me escurría y precaución, rampas, la suela de las salomon a la mierda, despegada, entre Benissa y esta me las he cargado. Susto, por fin unos voluntarios con radio salil, sigo bajando, aprovecho algunos tramos, poco, para trotar, veo las cuerdas de nuevo, estoy por cogerlas, pero no, bajo mejor sin ellas. Trescientos, doscientios cincuenta, el garmin me marca la bajada, veinte kms, ya falta poco, susto final y por fin de nuevo en terreno pisable, es llegar a él y los gemelos se tensan, tengo que aflojar, se me va el tiempo de hace dos años, no lo buscaba, peo he estado cerca. La bajada me hace daño, el asfalto se pega a mis piernas y el chico que ha bajado conmigo se va, pero me da igual, no voy a gusto, he hecho esta carrera por amistad y me he limitado a cumplir el expediente, pero he vuelto a vencer; vuelta por el pueblo y Protección Civil me dirige a la meta. Emoción al llegar, son todo amigos en meta, lo he conseguido, sin más. Al llegar veo a Juan, me dice que ha abandonado y javi también, con razón Belcebú no ha aparecido, estaba saciado.
Extraordinaria y dura carrera, la mas dura y técnica que he hecho en mi vida, por suerte, la cabeza me funciona y controlo el paso de fuera de control, el objetivo era acabarla e intentar disfrutar, algo difícil cuando ves un precipicio a un lado y piedras, cuantas piedras, de punta, de canto, finas, mas finas, no hay árboles, no hay nada, es....PRECIOSO, es la Sierra de Callosa, Cox y Redován, esta vez he ido por amistad, la próxima iré porque este sufrimiento es diferente, esta carrera no es apta para monicacos.
Ganó Sebas, este es su terreno y Myrian, aquí está caro ganar y solo lo hacen los mejores, yo viendo el tiempo del podium por categorías,  creo que en dos o tres años opto a él, seguiré intentándolo.



6 comentarios:

paco dijo...

Anda que estoy que voy, me podeis llamar flojo, gandul o lo que querais, pero esos disparates no estan pensaos pa mi. Un saludico.

ramonet dijo...

Que envidiaaaaaaaaaaa

ALBERTO dijo...

SI que es dura, si, espero hacerla algún.
Un saludo

Dani dijo...

hace tiempo que quiero correrla, a ver si un año me pilla bien de fechas. Suerte el domingo

Jesus ML dijo...

Tengo claro que si puedo el año que viene esta carrera tengo que hacerla, vaya pasada y la tengo aqui al lado.

miguelflor dijo...

Volver donde sabes que vas a sufrir no hace mas que acrecentar la afición montañera. Buena crónica y carrera peleada del principio a fin.

Para mí también fué muy dura si te sirve de consuelo, y casi cuatro horas para acabarla así lo demuestran.

El año que viene mas y mejor...