martes, 1 de mayo de 2018

FESTIVAL DEL ULTRAFONDO, CEUTÍ 2018, LA VUELTA DEL HÁMSTER

Es una pena y una oportunidad perdida, pero la CSP es dentro de dos semanas y no tengo un estado de forma para hacer dos pruebas largas tan seguidas, por lo tanto, hacemos la maratón y ya tengo tirada larga.
No veo aburrido correr en pista, al contrario, siempre saco lo positivo, servicios cerca, avituallamientos cada 400 metros y ser adelantado una y otra vez por la élite del Ultrafondo patrio, además de poder en algunas vueltas compartir con ellos e incluso desdoblarte cuando ralentizan su ritmo.
Es mi Quinto maratón en pista y en ninguno he tenido sensación de mareo  hastío, distinto a cualquier otro maratón, todo depende del estado de forma y el mio es el que es, estoy para otras cosas y correr mucho tiempo seguido, no entra en mis planes actuales.
Después de saludar a los fieras que están corriendo las 24 y las 48 horas, los de las 12 empiezan a las veintidós, nos dirigimos a la salida, somos siete corredores y varios compañeros que lo hacen por equipos, en el otro lado, los que van a participar en la media maratón, si lo hubiese sabido, habrá sido mi distancia, aunque ahora, no me arrepiento.



LA CARRERA
Como buen macedonio, empiezo el último y así voy durante unas cuantas vueltas, a un ritmo de poco mas de seis, hasta que decido que no es mi guerra ni mi objetivo y empiezo a hablar con los Ultras, acompañando alguna de sus vueltas y después, a correr otra vez, así durante las primeras horas, después sería mas constante y correría mas, siempre a ritmo Ultra, siempre CACO.
A las dos horas, el dolor empieza a ser insoportable en el pie, no solo la fascitis, si no toda la planta del pie izquierdo, lo del último mes. Observo las zapatillas de los demás y todos van súper amortiguados, siendo las hoka las reinas en la prueba, aunque algunas huaraches rompen esa mayoría.
Aprovechando las gradas, me echo crema, Voltarén, en los pies para a ver si así por lo menos engaño el dolor, pero no fue así.
Miro el marcador y los dos que llevo delante (Santi Hitos y Nino), me sacan dos y seis vueltas , por lo que para buscar una excusa, voy a intentar quedar delante o en la misma vuelta. El dolor es insoportable, pero la música y después el ir hablando con los hámster, hace que las vueltas pasen.
La Media maratón se me va a las tres horas, no me cuadra, supongo que el ritmo cuando acompañaba a los de las 48 horas era demasiado lento y la parada no habrá ayudado.
Los de doce horas, Óscar, Paco Robles y Luis Trullenque, nos pasan como aviones, el resto de maratonianos excepto el campeón, Francisco Antonio Martínez Pérez, están sufriendo, Paco, Llebrés al que me alegré mucho de volver a saludar y José Andrés, en pocas carreras puede nombrar uno a todos sus compañeros, poco a poco van acabando su carrera.
Y mientras los héroes de las 48 horas  siguen, con Carmelo, Buendi, Cocinas, El Sombrilla, Víctor, Jose Alcaraz y el resto de campeones. Los de las 24 con Zafrilla, Ricardo Inglés, Paco Granero, Julio Rivera y Francisco Ro entre otros, van a un ritmo muy superior.
Volviendo a lo mío, el objetivo es claro ahora, hacer seis horas, no por nada, en principio me quería ir a siete y parar más, tomar geles para ir habituando el cuerpo, pero mi mujer y fini estaban esperando y tampoco era plan, es de estos días que si voy solo, me hubiese quedado después de mi prueba y habría hecho un par de horas mas, acompañando.






Me desdoblo de Santi y Nino, aunque el primero empieza a correr como un poseso, el autobús le salía y no iba a estar dando vueltas toda la noche, demostrando que no corremos mas, porque no queremos. Por mi reloj han pasado los 42 hace tiempo, pero también es cierto que empecé corriendo casi por la calle tres y acabé por la calle uno al haber menos corredores.
Y así, entre saludos, sonrisas y vueltas,acabo mi Quinto maratón de Ceutí, sin apenas desgaste muscular por mi forma de correr, pero con un dolor inmenso que me dura hasta estos momentos (martes por la mañana) y que espero, que mis salomon lleven por buen camino, en diez días está la CSP y aunque tengo claro el resultado final, intentaré llegar lo mas lejos que pueda.

Felicitar a Fernando y  Gonzalo por su triunfo y a Patricio y Gori por el suyo, así como a todos los que han disfrutado de una prueba diferente y que es fija en el calendario o casi, he faltado una vez.
Y como no, al organizador de esta Fiesta del UIltrafondo, D. Manuel, por muchos años.



5 comentarios:

SANTIAGO HITOS OLIVERA dijo...

Fausto ha sido un enorme placer coincidir contigo en este Maratón entrañable y maravilloso, donde a pesar de los pesares nos lo hemos pasado genial, que es de lo que se trata, cubriendo el expediente de esta cita, que me hubiese gustado que hubiera habido mucha mas participación, porque nuestro querido MANOLO bien que se lo merece, por el magnifico trabajo que realiza con todo lo que organiza de una manera ejemplar, un fuerte abrazo amigo.

ramonet dijo...

Los tenéis como el caballo de Espartero, pero admiro vuestra fortaleza mental

ALBERTO dijo...

Ya está hecha Fausto, ahora a guardar la mecánica para la GRANDE.
Una pena el no veros cuando terminásteis, pero estaba en otros menesteres, y cuando salí, ya os habiais marchado.
a manolo hay que ponerle de comer aa parte, el montar este tinglado, no es pecata minuta.
Un saludo y suerte, no dejes de ir al fisio para lo del pié.

paco dijo...

Bueno, ya vendrán tiempos mejores, tu marca no es de tus mejores pruebas pero...es mejor que la mía jejeje. Un saludico.

José Antonio Llebrés Fernández dijo...

Un abrazo. También me agradó mucho verte. No sé si habrá más por mi parte, uno está en otros menesteres...
Salud y fuerza