miércoles, 8 de septiembre de 2010

8 de septiembre de 2010


Hoy han sido 12 kilómetros por montaña, hay que seguir domando las zapatillas para el botamarges y a la vez hay que seguir con la preparación de la maratón. Empecé como siempre, estirando y calentando en el río, hoy había menos gente de la habitual, lo cual se agradece, no hay que esperar para realizar los ejercicios. Es curioso que los tres runners que estábamos allí, sin conocernos, llevábamos el mismo pantalón de la media de Almansa, qué cantidad de gente de Elche se dedica a esto del correr. He salido por la misma ruta que el lunes, pero en el camino del campo de tiro he ido en dirección a Ferriol y vuelta al río, 12 kilómetros en algo más de una hora y algo cansado al final, se me está haciendo largo y eso que ayer no hice casi nada. Sigue haciendo mucho calor y la humedad es alta, lo siento mucho pero yo estoy deseando que llegue el otoño. Han sido 450 metros de ascenso, cuando el lunes fueron 600, pero el calor está pudiendo conmigo. Ahora a descansar y esperar a la mañana para ver si la báscula sigue siendo mi amiga, de momento ha caido lo del verano, excepto una ligera hinchazón cervecera debajo del pecho, ahora hay que ir a por lo del inicio del mismo e intentar llegar a los 85, que para mí ya es un éxito. Un saludo

1 comentario:

Isidro Gilabert dijo...

Curioso, cada vez me encuentro con más gente preparando un maratón y entrenando al lado de un río... :) Que es también mi caso...